Venciendo mis más grandes miedos

Querido diario:

“Pero muchacha, ¡cálmate!”, me dije a mi misma. Como a todos, cuando enfrento situaciones complejas, me da un friito en la barriga y se me acelera la respiración. Entiendo que eso es mi cuerpo luchando con mi mente, que muchas veces quiere sabotear los pasos que voy a dar para conseguir avanzar.

Y sí, es increíble como nuestro subconsciente, que ni siquiera vemos, puede paralizar tantos huesos y músculos. A mi me pasa… me apago. Se me quitan las ganas de ir al trabajo, de hacer ejercicio, de ver a mis amigos. Cuando entro en “modo sabotaje” lo que quiero es estar acostada, mirando series. Todo, menos enfrentar ese miedo.

¡Eso no es de ahora, querido diario! Recuerdo que en mi niñez, cuando tenía que hacer una llamada para algún tema importante, le pedía a mi mamá que la hiciera. Ella siempre ha sido esa arma secreta que me ayuda a resolver. Todo eso resolvía por mí, hasta que me fui a cursar mi master fuera del país; ahí me tocó hacerme una ‘mujercita’.

Lo grande de todo es que, a pesar de ser actualmente una ‘viejita’, sigo frizándome. Ya menos. He vivido un proceso muy interesante en los últimos meses para poder desbloquearme.

¿Que qué he hecho? Lo primero ha sido descubrir porqué siento tanto miedo. Porque atrás de ese bloqueo hay un temor que nos ha acompañado, que suele estar amarrado a tu niñez. Descubrir las razones nos permite saber qué problema debemos solucionar.

Luego viene la aceptación. Pues la única manera de transformar conductas es completando la frase: Hola, soy Lorenna Pierre y soy… Claro, debes comprender que esto no te define, trabajando a partir de ahí ese amor propio.

Lo tercero es buscar el crecimiento, que logras cuando conviertes las debilidades en cualidades. ¿Cómo? En mi caso es haciendo ese llamada, escribiendo ese correo, faltando a ese evento. Haciendo de este detalle parte de “mi gran poder”.

Por ejemplo, acepté ser parte de Days to Shine con la conferencia “En busca de mi poder”, junto a mis queridas Janis y Roxana. ¡Ay cuantos nervios! Pero no permití que nada me impidiera vivir esta #ExperienciaPoderCorazon con todos. Deseo contarles mi historia con ansias, para así inspirar a otros a salir adelante.

O mejor aún, a través de estas dos mujeres profesionales en la conducta humana, sè que los asistentes podrán conocer las herramientas para hacerle frente a estos procesos de sabotaje, descubriendo ese poder personal. ¿Cómo dejar que mis temores ganen?

Cada quien tiene obstáculos que vencer. Es una decisión consciente que tomamos, movidos por el amor propio.
Como me dijo mi querida Janis: Solo cuando te lanzas con miedo, encuentras tu fortaleza. Aquí voy, ¡a lanzarme otra vez! Espero que tú también lo hagas, querido diario.

Leave a reply

Your email address will not be published.

Theme developed by TouchSize - Premium WordPress Themes and Websites